26.1.15

Viva María! Electrobordado con un micromotor

Cuando empecé a hacer este bordado estaba a punto de pasar las vacaciones de navidad en Tenerife, cada año voy allí a pasar las fiestas y una de mis visitas imprescindibles es la zumería Viva María, para pedirme un sandwich de aguacate y un zumo de fresa y naranja. En fin, que tanto se me hacía la boca agua pensando en ese momento que para pasar el rato se me ocurrió darle uso a ese micromotor que compré hacía ya tiempo en uno de los arrebatos que alguna vez me dan rebuscando por ebay. 

Ya había hecho algún experimento con motores vibradores de los que se usan para los teléfonos móviles, que no aportaban movimiento al bordado pero la sensación al tener en las manos era muy divertido. En este caso, el movimiento y el ruidito que hace el motor es 100% el protagonista. 

Misterios!
Por lo visto mi micromotor no se lleva muy bien con el hilo conductivo :/ aunque he intentado con todos los modelos que tengo en casa nada de nada... el motor no quería arrancar. Como veía que con las pinzas de cocodrilo se solucionaba el problema, al final lo he montado con cables a la antigua usanza.






Blogging tips